Fecha y hora de la Argentina

Traducir el blog a:

lunes, 3 de septiembre de 2007

Rarísima carta de un “prisionero político” a Roberto Perdía

Marcos Paz, 27 de agosto de 2007.
Carta abierta a Roberto Cirilo Perdía.

Sabés “Pelado”, hubo un tiempo que me merecías respeto, aunque para mi equivocado, te respetaba porque eras un combatiente.
Sabés “Pelado”, cuando empecé a tener conciencia de tus acciones terroristas, siempre con ventajas, te perdí totalmente el respeto, pues pasaste a ser un criminal, un asesino, un militar de un ejército clandestino, un secuestrador y un ladrón.
Sabés “Pelado”, cuando las Instituciones de la República, cumpliendo las directivas de un gobierno democrático, quizás con más defectos que virtudes, ordenaron y reglamentaron presentar batalla a un ejército clandestino, que vos integrabas, buscaste tu “santuario” europeo.
Sabés “Pelado”, cuando en tu lujosa vida europea, mandabas a tus “jóvenes soldados”, armas, balas, explosivos y pastillas de cianuro, sentí asco por vos.
Sabés “Pelado”, cuando armaste la “contraofensiva”, te tuve aún más asco. No te enojes, creo que fuiste un criminal de criminales.
Sabés “Pelado”, cuando pude contribuir, a vaciar parte de tu billetera, la de Graiver, me sentí feliz, y mucho más porque no hubo en ello, muertos, desaparecidos, ni robos. ¡Que alegría!, tu “periodista suizo”, y tu Raúl Malario, no recibían más el sobre mensual, entonces tus soldados perdían sustancialmente las armas, las balas, los explosivos y las pastillas de cianuro, positivismo puro, sano y cristalino.
Sabés “Pelado”, el 17 de abril del año 1989, firmaste, junto con Firmenich, Vaca Narvaja, Bidegain, Sepernic, Pardo, Martínez Agüero, Inés López, Unamuno, Salmón y Montoto, el “COMPROMISO SOLEMNE, POR LA PACIFICACION, RECONCILIACION NACIONAL, SUSTENTADAS EN LA JUSTICIA SOCIAL, Y LA AUTOCRITICA”, volví a respetarte, creí iluso, que te habías recuperado.
Sabés “Pelado”, cuando la semana pasada, volviste a mandar al frente, a jóvenes para el ataque artero y cobarde, me hiciste recuperar aquella sensación de asco ya olvidada.
Mientras te escribo, cumplo 1500 días de prisión por contribuir a que perdieras mucho de tu billetera. Claro no te importa, vos igual la recuperaste, te felicito, hoy tenés amigos en el poder, que te la mantuvieron llena, y una justicia complaciente que te libera. Y bueno es así, que bueno es tener esa suerte. ¿No? A mi me daría vergüenza.
Sabés “Pelado”, yo de acá no puedo salir, pero vos, que tenés amigos en el poder, y si te autorizan, nos tomamos un café aquí en la cárcel, es más… ya que te escondiste en la Catedral, si querés vení con alguien, de ese Templo Sagrado.
¿Sabés porque “Pelado”?, porque quiero intentar convencerte, que la guerra terminó, para que no mandes muchachos y muchachas a la muerte. ¡Ya sos grande!, para el reglamento del Servicio Penitenciario Federal, un geronte. ¿No crees que es momento de conciliar? ¿No tenés familia? ¿No pensás en tus hijos, nietos o sobrinos tuyos o de otra persona?
Por favor “Pelado”, se bueno, no seas cobarde…

NORBERTO COZZANI
PRISIONERO POLITICO
C.P.F.Nº 2 MARCOS PAZ

1 comentario:

  1. Hola, sé que paso por aquí poco a comentar, pero no quería dejar de darte un premio.

    Puedes verlo aquí
    http://amebasaladeriva.com/2007/09/04/premios-blog-solidario-2-edicion/

    Un saludo.

    ResponderEliminar