Fecha y hora de la Argentina

Traducir el blog a:

sábado, 21 de julio de 2007

Congelándose por Harry Potter

Un australiano de 21 años no dudó en lanzarse este sábado a las gélidas aguas de un lago en Sídney para recuperar su prueba de compra del último libro de Harry Potter, ¡que salió volando!, y terminó en el hospital con hipotermia.
Miles de impacientes seguidores de la saga del aprendiz de mago desafiaron el invierno austral para hacer cola ante las librerías de Sídney, la ciudad más grande de Australia.
En una de ellas, un cliente perdió su ticket de caja, imprescindible para llevarse el libro. Al parecer, el recibo salió volando hacia el lago Burley Griffin.
El joven se lanzó a las frías aguas para buscarlo, sin éxito, y tuvo que ser sacado por un vigilante y llevado al hospital con síntomas de hipotermia, informaron fuentes sanitarias.

4 comentarios:

  1. Harry potter 7 =/
    pensar que yo me quede en el 5 ...
    eh intente leerlo en japones (cosa casi imposible por mi conocimiento medio del idioma).
    comentando sobre lo del chico hipotermico , devo decir que harry potter deveria ya ho yen dia ser tomado como una adiccion (?)
    igual que la compu ,los libros y las tardes de bricolage en utilisima(?) .
    nada mas sobre el tema...
    me gusta mucho su blog =D
    besoS!



    c+

    ResponderEliminar
  2. Si querés, podés leer los libros que te faltan en http://www.agujero.com/index.php. Solamente tenés que hacerte miembro (lo cual no es muy difícil) y podés acceder a su Biblioteca de e-books, que tiene los seis libros de HP en versión electrónica y en castellano.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. No supe si se publicó mi comentario así que ahi voy de nuevo.
    Hablando de adicciones... para muestra basta este botón.
    El poder de la mercadotecnia siempre va a gozar de mi incondicional respeto.
    La mera verdad yo nunca haría algo como lo que hizo este muchacho que casi muere congelado. Tampoco me formaría en una fila durante semanas para comprar un teléfono bonito pero defectuoso, un sistema de videojuegos al que no le vibran los controles o, como en este caso, un libro que a fin de cuentas después va a estar más barato o de plano lo voy a poder sacar prestado de una biblioteca (o lo voy a leer en internet).
    En fin... a cada loco lo suyo. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No sé si alguna vez bajará el precio. Al menos en la Argentina, los 6 libros siguen costando lo mismo que cuando los sacaron al mercado. Quizá con los años, cuando pase el furor por HP, se vendan a precios más razonables, pero por ahora valen un ojo de la cara.
    Yo, por mi parte, lo estoy leyendo por Internet. No tengo intención de gastarme 108 pesos por la edición en inglés.

    ResponderEliminar